sábado, 5 de agosto de 2017

EL PICAJE O DESPLUME EN LOS CANARIOS JÓVENES
         Durante cada temporada de reproducción, nos enfrentamos a este problema. A veces aparece muy temprano en el nido o, los problemas surgen cuando los jóvenes están saliendo del nido o acaban de salir.
         El picaje de los jóvenes se da sobre todo en las aves claras. En las aves verdes hay algunos casos, pero no un baño de sangre como ocurre a veces con aves blancas o amarillas.
         ¿Por qué "los desplumadores" tienen una preferencia por los sujetos con colores claros pálidos? Por muchas razones. La primera es que el plumaje de estas aves es a menudo de una estructura más suave que la estructura de plumaje verde. Debido a esto, estas plumas son más fáciles de conseguir que una pluma verde, es decir, son más fáciles de arrancar.
         Además el cañón de las plumas claras se deshace más fácilmente que en las oscuras y así obtienen mejor la sustancia que hay en su interior. También esta preferencia puede estar causada por un sabor más agradable que en las plumas oscuras.
         Esto solo ocurre en la fase de crecimiento de las plumas. Cuando las plumas están desarrolladas el contenido del cañón se seca y el picoteo se detiene. Las plumas se vuelven más duras y sin sabor agradable.
 
Las principales causas del desplume son:
1. El aburrimiento.
2. El alojamiento.
3. La predisposición hereditaria.
4. Deficiencias en la alimentación.
5. Falta de material de anidamiento.
6. La irritación de la piel.
Brevemente vamos a desarrollar estas causas.
 
El aburrimiento:
En la naturaleza, las aves silvestres constantemente tienen algo que hacer, pero en nuestras jaulas, esto no es siempre el caso. En la naturaleza, las aves tienen una amplia selección de perchas (árboles, plantas, tejados, partes de las casas). Pero en contra de nuestras jaulas, tienen que contentarse con unas cuantas perchas.
En el exterior las aves tienen que buscar comida, en la jaula, todo está disponible para ellos en unos pocos centímetros. En el exterior, el menú muchas veces lo pueden elegir, en la jaula no siempre hay una gran cantidad de variedades.
En el exterior, las aves deben estar siempre alerta a los peligros, en la jaula, después de unos días de habituarse a ella y a sus compañeros, no conocen el peligro.
El problema está en que los pájaros se dedican a buscar otras ocupaciones. Recogen una pluma en el suelo por juego. Si su sabor es suave, él rápidamente se da cuenta de que otras plumas están en el cuerpo de su vecino.
¿Qué podemos hacer frente a este aburrimiento? En primer lugar, dar el máximo espacio para nuestras aves. Colocar perchas de diferentes diámetros, y varían sus sitios regularmente. Distribuir el agua y las semillas en diferentes lugares. Ofrecer varios tipos de semillas en recipientes separados. Regularmente difundir algunas golosinas o plantas con semillas salvajes en la parte inferior de las jaulas. Poner bayas o trozos de frutas en varios lugares. Dejar trozos de cuerda u otros materiales con los que las aves pueden jugar. Un pequeño trozo de manteca de cerdo también puede hacer maravillas.
 
El alojamiento
         La causa más importante de que las aves jóvenes se picoteen entre sí casi siempre es que el jaulón está abarrotado. La cantidad de aves correcta es no poner más de diez aves por metro cúbico en una pajarera. En las jaulas, de cría no colocaremos preferiblemente más de dos pájaros.
Cuando eliminamos las partes desmontables de una jaula de cría de 1,20 m e instalamos, por ejemplo, seis aves, también es importante que cada ave tiene su propia percha. Estos serán cortos de unos 7/8 cm de ancho.  También se puede poner en una percha larga, pinzas de la ropa cada 8 cm.
 
        Predisposición hereditaria
El criador debe hacer una cuidadosa selección para que los “desplumadores” no estén en nuestros criaderos. La mejor manera de que esto no aparezca es identificarlos rápidamente y desecharlos para que sus descendientes no tengan las mismas inclinaciones.
 
La falta de nutrientes adecuados para el crecimiento:
         Las carencias en la dieta son también una causa del picoteo de las plumas. La falta de minerales es fácil de llenar con todo tipo de preparaciones que se venden comercialmente.
         Es más difícil de corregir en caso de falta de albúmina. Nuestras aves siguen recibiendo demasiada albúmina en su comida, pero es importante que contenga suficientes aminoácidos. Esto es esencial para nuestra cría. Debemos proporcionar una buena mezcla de los aminoácidos esenciales. Hay varios preparados comerciales que los contienen.
 
         Falta de material de nidificación.
         Cualquier aficionado con algo de experiencia sabe que la hembra con pollos debe tener a su disposición materiales para construir su segundo nido. Si no los tiene a su disposición, desplumará a sus polluelos para construir su nuevo nido. Cuando los pollos tengan sobre 18 - 20 días hay que colocar un segundo nido y material abundante para su construcción y que así el hembra deje tranquilos a sus polluelos.
 
        Irritation de la piel.
         Hay ocasiones en que los animales jóvenes se despluman a sí mismos. Esto es debido a que el crecimiento de nuevas plumas durante la muda puede causar un poco de picazón. Cuando el pájaro se arranca las plumas a medio desarrollar se suele originar sangrado e inflamación. La alimentación adecuada es esencial. La humedad favorece el buen estado de las plumas y la piel, y puede desempeñar un papel interesante. Un baño diario puede, en este caso, evitar mucho sufrimiento, este baño mantendrá flexibilidad de la piel. Si se observa sangre en un ave, aislarlo inmediatamente para evitar problemas con otros pájaros, pues le pueden empezar a picar más.


miércoles, 10 de mayo de 2017

¿Esta hembra está lista para criar?
PYE Frank
         Artículo cuyo original aparece en «Cages & Aviary Birds», el prestigioso periódico inglés de avicultura.
El diente de león es una de las primeras plantas que brotan después de las heladas de invierno. Es uno de los mejores aportes que podemos ofrecer a nuestros canarios y los beneficios para ellos serán aún mayores si ofrecemos los nuevos brotes tiernos enteros arrancados de la tierra.
Si vuestros pájaros están en forma y con buena salud, además de la pasta y granos de refuerzo, el diente de león llevará rápidamente a vuestros canarios a estar listos para la cría.
Antes podíamos dar a nuestros pájaros la planta directamente recogida del suelo sin rastro de contaminación por pesticidas, herbicidas y otras sustancias. Hoy los brotes tienen que ser cuidadosamente lavados. Se les dará la planta entera: raíces y hojas. Si la planta es grande, cortad la raíz en sentido longitudinal de forma que los canarios puedan alcanzar la sustancia blanca que hay en el interior.
En el mes de marzo, los machos cantarán y saltarán de un palo a otro para atraer la atención de las hembras. Estas últimas recogerán todo lo que puedan para construir el nido.
Sin embargo, no estéis convencidos de que vuestros pájaros están listos para criar. Los machos siempre perseguirán a las hembras para incitarlas a comenzar.
Puede ocurrir que creáis que la estación de cría ya ha llegado, pero cuando hagan la primera puesta todos los huevos estén claros.  En lugar de un comienzo temprano e incierto es mejor tenerle tardío y más seguro.
Escuchando a mis hembras, sé cuándo están listas para la cría, pues ellas comienzan a canturrear de una manera diferente. Además de esta llamada a los machos, hay que añadir que ellas comienzan a transportar materiales para el nido. Estas dos cosas indican que el momento de la cría ha llegado.
En mis comienzos como criador yo creía que la mayoría de mis hembras estaban listas para críar unas dos semanas antes de estarlo realmente. Convenceros de que están realmente dispuestas antes de emparejarlas con el macho.
En febrero los machos y las hembras comenzarán a mostrar interés los unos por los otros. Es importante que no escojan otro ejemplar diferente del que habéis escogido. Para ello es importante que una hembra no vea a varios machos, y viceversa, lo que sí se puede hacer es que la hembra solamente vea al macho que va a ser su pareja.
Si quiero un macho fertiliza dos o tres hembras, espero que una hembra comience a construir el nido. A continuación, introduzco el macho por un período corto de tiempo y luego le saco.
Si el macho se queda con la hembra, es probable que forme una pareja estable, y, a menudo, pero no siempre, no aceptará otra hembra.
Hay ocasiones en que la pareja que nosotros hemos planeado formar no se aceptan y siempre se están peleando. Lo mejor que se puede hacer en estos casos es buscar otro ejemplar que sea aceptado. Ocasionalmente hay parejas no pensadas que dan hijos excepcionales. La genética nos da a veces estos resultados inesperados.
Febrero es el mes en que hay que empezar con los preparativos para una adecuada puesta a punto. Pero no hay que precipitarse. Es importante no perder la primera puesta, luego puede que uno se arrepienta.
Aumentad la pasta y los granos de condición de forma que los pájaros los reciban a diario al final de mes. Si el tiempo es frío y aún no hay “Diente de León”, dadles granos germinados, lechuga o escarola, manzana, etc. Con buen tiempo ponedles bañeras, eso les ayudará a mejorar su condición. Vigilad la salud de los canarios. Si un pájaro se pone enfermo se le debe aislar para evitar que la enfermedad se extienda a todo el criadero. Si el pájaro no responde al tratamiento consultad con un veterinario. Un pájaro que no esté sano no criará con éxito.
 Si utilizais luz artificial, los pájaros pueden estar listos antes del fin de marzo. Por el contrario, si solo tenéis luz y temperatura natural, el comienzo de abril será el momento de comenzar. Es preferible tener dos buenas nidadas que tres mediocres.
El grit y el hueso de sepia son esenciales en esta época. Se añadirá un suplemento de negrillo a las hembras para facilitar la puesta. Los granos remojados ayudarán mucho a los pájaros.
En el pasado solo se hablaba de la pimpinela o murón (Sanguisorba minor), y muchos criadores decían que era imposible criar canarios sin esta planta. Hoy, a causa de los pesticidas y otros productos químicos, muchos criadores prefieren sustitutos; el mejor que yo conozco es la semilla de cardo mojada. Si gracias a ella criais uno o dos jóvenes extra, estáis bien recompensados. Si no se va a poder dar una planta o alimento de forma continua y regular es preferible no empezar a darla. Las hembras se resisten a veces a continuar dando de comer a sus pequeños cuando se les quita el alimento habitual.
Frank PYE.
Tomado de: «Cages & Aviary Birds» 
Traducción: Ángel Rodríguez.


domingo, 26 de marzo de 2017


La práctica de la cría consanguínea
 
José Schifflers
Criador y juez internacional de canarios Norwich
 
         La cría en consanguinidad siempre ha tenido para mí una extraña fascinación, ya que para cualquier aficionado, este sistema de cría le conduce a producir un stock de calidad que se ve en todos los ejemplares y que no es, como muchos criadores dicen, un sistema de emparejamiento de pájaros de una misma familia. La cría en línea es más que eso.
         Emparejar animales estrechamente emparentados exige un poco de inteligencia, pero un sistema propio de cría consanguínea implica amplias facultades intelectuales para conseguir un pleno éxito. Un aficionado americano bien conocido afirma que la cría endogámica es un sistema para guardar “la sangre” de un individuo en sus descendientes y no solo emparejar la madre con su hijo.
         Mi idea es similar. La cría en línea asegura que todos los pájaros del criadero están relacionados, puede ser que no en una relación muy estrecha, pero todos tienen la misma sangre. Se practica para asegurar que haya una uniformidad, ya que mediante una constante y cuidadosa selección de los ejemplares, es posible imprimir o fijar la serie de características propias de la raza, y que son las solicitadas por los jueces y los expositores.
         La cría es una ciencia a la que he dedicado un tiempo considerable. Si el lector quiere llegar a convertirse en un criador con éxito debe practicar la cría consanguínea o endogámica. Sin embargo, una gran cantidad de aficionados la cría que están haciendo se basa en el azar y consiguen una serie de éxitos cuando la suerte está con ellos. Pero si le preguntáis sobre el pedigrí de un pájaro, no pueden responder porque no guardan un registro de cría. Pueden recordar acoplamientos, ayudados por una buena memoria, pero no puede obtener más información. Su éxito fue de corta duración. En algún momento su criadero se hunde y no pueden criar ningún buen ejemplar. ¿Por qué? Porque se han basado en el azar, en la suerte en lugar de hacerlo sobre la base de la práctica científica.
         Es de destacar que muchos aficionados se han opuesto a la cría endogámica. Pero si se les pregunta por qué, no pueden dar razones válidas. Ellos están influidos por creencias debidas a lo que otros criadores les han dicho. Muchos criadores de renombre de perros, gallinas, gatos y otras variedades pequeñas, han practicado la cría consanguínea desde hace mucho tiempo.
         Los criadores que creen en este tipo de cría y la practican, no tienen miedo a proclamar sus creencias. Hay otros que se oponen a este tipo de práctica de cría, pero en general, creo que su oposición se debe a la ignorancia, y no entienden los principios empleados para llegar a tener éxito.
         La práctica de la cría consanguínea no es nueva, y afortunadamente los resultados beneficiosos que trajo, superó el origen de las controversias del pasado.
         En el pasado, las autoridades científicas estaban en contra de reproducción consanguínea, hoy en día, muchos están a favor de su uso en la cría de canarios, pero hacen mucho hincapié en la necesidad de una cuidadosa selección.
         Yo siempre he estado de acuerdo con esta teoría. Se sabía que los acoplamientos cercanos de parentesco no crean sujetos con mala salud, pero ponen de manifiesto defectos ocultos. En otras palabras, cuando los ejemplares con los que se comienza la línea están sanos, la familia va a mejorar con una reproducción consanguínea. Lo contrario es cierto para los defectos y debilidades que la familia tiene.
         Cuando la cría basada en la herencia se practica  correctamente, una gran cantidad de defectos sale a la luz en las primeras generaciones como la pérdida de tamaño, falta de vigor, esterilidad parcial o total, y la predisposición a ciertas enfermedades. Pero si se perseveras y se separa la paja del trigo, finalmente se llegua a la estabilidad y se tendrá una estirpe de canarios de carácter uniforme y libre de defectos.
         La cría consanguínea no es necesariamente perjudicial, sin embargo, se originan a menudo problemas cuando el criador no trabaja en la dirección adecuada. Por ejemplo, un pájaro puede ser portador de defectos ocultos que se transmitirán a la familia, a pesar de que parezca en perfecto estado de salud.
         Si dos miembros de esta familia se emparejan, la descendencia heredará estos defectos en mayor grado, pues se han concentrado por la mezcla de sangre de dos ejemplares portadores de defectos. Tales hijos serán más débiles, perderán fuerza en su musculatura, tendrán asma u otras enfermedades respiratorias y eventualmente pueden llegar a ser ciegos.
         Esta manera de proceder, llevada al extremo, dará lugar a ejemplares sin valor. Esta es la razón por la que este tipo de cría se desaconseja por algunos criadores apoyándose en razones de tipo sanitario.
Schifflers José

domingo, 12 de febrero de 2017

CUANDO LOS PÁJAROS NO SE ENTIENDEN
Roy FOX
Traducido de «Cages & Aviary Birds »
 
        Tener un criadero de canarios de exposición de calidad lleva muchos años y es un proceso continuo. Siempre hablamos de hacer emparejamientos rigurosamente seleccionados, pero en realidad el criador no tiene todo controlado.
       Esto me ha ocurrido con una pareja que había seleccionado cuidadosamente. Yo había preparado todo a conciencia, había verificado el estado de salud de los pájaros, su alojamiento estaba dispuesto y tenían todo el material adecuado. Y entonces… ¡el macho ha decidido que no quería a esa hembra!
       Tenía una pareja en jaulón con un separador que les permitía verse y en circunstancias normales el macho podía dar de comer a la hembra. La hembra parecía querer darse de comer, pero el macho la ignoraba completamente.
       El macho estaba en plena forma para emparejarse, pero no con la hembra que había escogido para él. Era evidente que el macho se sentía atraído por otra hembra del criadero, no porque la viera, sino porque la oía.
       No pude echarle con otra hembra porque todas ya estaban emparejadas y con el nido hecho. Si no hubiese sido así le habría dejado con las hembras libres para que escogiera la que más le gustaba. No tuve más remedio que meterle en un jaulón y dejarle allí solo.
       Por mi experiencia es más fácil solucionar el problema cuando es la hembra la que rechaza al macho. Si cuando quito la separación, la hembra se muestra agresiva, mi primera táctica es vaporizarla con agua. No solamente para detener su ataque sino porque mientras se seca y alisa sus plumas ella no atacará al macho y posiblemente acepte sus atenciones. En circunstancias menos violentas poner una bañera puede tener el mismo efecto: “Quienes se bañan juntos, permanecen juntos”, ¡se dice!
       Si la hembra está atraída por otro macho diferente al que habéis seleccionado yo coloco el macho preferido en una jaula de exposición colocada al lado de la jaula de cría en la que está la hembra. El macho se pondrá a cantar y la hembra tomará la posición de acoplamiento, en ese momento quitar la separación para que pase el macho que habéis seleccionado y tenga lugar la fecundación. Una vez fecundada se debe volver a poner la separación.
       Si pensáis emparejar un macho con varias hembras, no dejéis nunca que el macho ayude a construir el nido a la hembra. El macho tiene que estar colocado en el jaulón de cría, pero con la separación puesta para que no se acostumbre solo a una hembra y rechace a las demás.
       Nunca emparejo un macho con más de dos hembras emparentadas, porque todos los medio hermanos y medio hermanas son consanguíneos. Esto no es un problema para hacer las parejas para el año siguiente, pero en años sucesivos os obligará a ir por un camino selectivos con una posibilidad genética limitada. En ese caso introducid algunos pájaros de otro criadero y veréis la clara mejoría en vuestra línea de sangre.
       Cuando hago mis parejas yo prefiero un macho con una hembra. Para mí es una mejor opción emparejar dos hembras hermanas con dos machos que no tengan ningún parentesco, que echar un macho con dos hembras. En mi opinión, echar dos hermanas con machos sin ninguna relación con ellas, ni entre sí, supone un gran avance en la formación de un plantel. Además, hay la ventaja de que los machos ayudarán a las hembras a criar a los polluelos.


jueves, 12 de enero de 2017

HUEVOS FECUNDADOS O ESTÉRILES
 M. Deur.
Les Oiseaux du Monde. Mayo 2016


Es necesario destacar que a pesar de que todos los elementos sean favorables en la formación de las parejas, ocurre bastante a menudo que los huevos no están fecundados o son estériles.
Estos defectos de los huevos pueden tener diversas causas que es importante conocer.
El tiempo y la temperatura juegan un papel importante en la fecundación de los huevos.
A veces el tiempo no es favorable a comienzos de la estación reproductora y origina decepciones a los criadores en la primera puesta. Sobre todo cuando el tiempo es frio hay muchos huevos claros en los nidos. En estas condiciones el macho produce pocos espermatozoides o espermatozoides anormales. En cuanto el tiempo mejora y los días se alargan, el sol actúa favorablemente sobre las funciones genitales y la  fecundación se normaliza.
Alguna que otra tara del macho puede estar en la causa de la no fecundación. Si todos los huevos no fecundados provienen del mismo macho, es prudente concluir que sea estéril y debe ser descartado de la cría.


La hembra, aunque está bien preparada y en condiciones, rechaza al macho y no copula con él.
Lógicamente en este caso los huevos no pueden estar fecundados y la solución es cambiar al macho.
Una elección errónea del momento de juntar a los dos reproductores ese una de las causas principales de la no fecundación o de la fecundación parcial de los huevos.
Pienso que un único contacto sexual es suficiente para fecundar toda la puesta, es decir, que la fecundación no es necesaria para cada huevo, por lo menos esta es mi experiencia.
Como lo que se fecunda es la yema del huevo, la fecundación es imposible cuando la clara se empieza a formar alrededor de la yema. La hembra no podrá poner huevos fecundados si se ha puesto el macho en un momento en que la formación del huevo está en un estadio muy avanzado.  En el momento del acoplamiento conviene examinar a las hembras y meter al macho en el momento oportuno (normalmente cuando la hembra comienza la construcción del nido).


Si La hembra está muy gorda eso puede ser otra causa de que los huevos no estén fecundados.
Esto ocurre cuando la hembra ha acumulado demasiada grasa durante el invierno. Esto ni impide la cópula, pero perturba el recorrido de los espermatozoides del macho que no alcanzan su objetivo y los huevos no son fecundados.
Para evitar esto en mi propio criadero yo dejo incubar a las hembras durante 8 días, después les quito los huevos y les pongo los pollitos de otra pareja. Un hembra que incuba ocho día acepta generalmente los pollitos y los dan de comer, así pierde toda la grasa superflua y está a punto para la segunda puesta.



         Los acoplamientos repetidos de un mismo macho con diferentes hembras también pueden perjudicar la calidad de los huevos si no se toman las precauciones adecuadas.
            Si un macho está durante muchos días con la misma hembra posiblemente se agotará enseguida, y si se le echa con otra hembra es muy posible que no fecunde los huevos.  
            Yo aconsejo a los aficionados que aplican este método, de estar especialmente vigilantes, viendo si se realizan los acoplamientos para retirar al macho después de que hayan observado tres o cuatro, pues un acoplamiento es suficiente para fertilizar  todos los huevos.
El agotamiento de la hembra puede evitarse mediante la retirada del macho tan pronto como se ha cumplido su función.
Cuando la hembra da de comer a sus pequeños alcanza más rápidamente su madurez para la puesta.
En cuanto se separa a los jóvenes se vuelve a meter el macho para la fecundación de la segunda puesta. 



Otra cuestión que debe exigir toda nuestra atención y vigilancia es la incubación y la eclosión de los huevos.
Para conseguir una eclosión simultánea de los huevos, la mayor parte de los criadores quitan los huevos según se van poniendo y  vuelven a colocar todos los huevos a los 4 días. Sabemos que después de 6 días de incubación es posible ver si el huevo está o no fecundado mirándolo al trasluz de una bombilla o lámpara potente. Si el huevo está transparente es que no ha sido fecundado; en caso contrario podemos estar tranquilos. Si los huevos están claros podemos quitar los huevos procurando dejar a la hembra durante algunos días  de reposo antes de ponerle un nuevo compañero.
 A veces el embrión  muere durante su desarrollo. Esto puede ocurrir por diversas causas. Una de ellos es un ambiente demasiado seco, es decir, la falta casi total de la humedad del aire. En tiempo seco, es aconsejable colocar un recipiente de agua en la sala de cria, la evaporación del agua hará que el aire esté más húmedo. También podemos espolvorear los huevos con agua tibia. Lo mejor es proporcionar una bañera a la hembra pues así se humedecen convenientemente todos los huevos de una manera natural y uniforme.


Los embriones también mueren cuando los huevos están demasiado tiempo sin incubar.  Esto ocurre cuando hembra sale del nido asustada por una tormenta eléctrica o una acción demasiado brusca del criador u otra persona. El enfriamiento del huevo es mucho más peligroso al comienzo de la incubación que cuando ya está muy avanzada. Los huevos muy avanzados pueden estar durante varias horas sin incubar y  eclosionan normalmente aunque a veces con uno o dos días de retraso.
Hay que tener en cuenta que el piojillo puede poner en peligro la incubación, pues la hembra abandona el nido con lo que los huevos se enfrían o mueren los pequeños polluelos.



A pesar de todas las precauciones a veces sucede que los jóvenes no salen del  huevo. Ellos no tienen la fuerza necesaria y no logran romper la cáscara. A veces la hembra les ayuda, pero no es siempre el caso. Podemos ayudar metiendo el huevo  unos segundos en agua tibia para ablandar la cáscara. Hay criadores que con la uña retiran con cuidado la  cascara para facilitar el trabajo de los jóvenes. Yo he utilizado los dos métodos y en algunos casos  son eficaces. Debo reconocer que los jóvenes que tienen tantos problemas para llegar al mundo no son muy fuertes, su crecimiento sufre y su salud es tan débil que es mejor descartarlos.